Control biológico de plagas en poinsettia

Control biológico de plagas en poinsettia

La poinsettia, conocida también como pascuero o flor de pascua (Euphorbia pulcherrima),  precisa de unas condiciones de cultivo controladas para conseguir que las brácteas florales alcancen su llamativo color rojo justo en la época de Navidad.  Por un lado, al ser una especie de ciclo corto, precisa de bastante horas de sombra durante la fase posterior al esquejado pero luego necesita mucha iluminación y valores de temperatura y humedad relativa altos con cierta oscilación térmica entre el día y la noche. El momento oportuno de maduración se consigue finalmente mediante el empleo de inhibidores del crecimiento y bajando notablemente la temperatura del invernadero.

Bajo estas condiciones de cultivo, la planta se hace tremendamente vulnerable al ataque de pulgones, trips, araña roja y en especial a la mosca blanca que encuentran unas condiciones de vida ideales para multiplicarse.

El hecho de que sea una planta no destinada al consumo humano o animal puede hacernos creer que la solución fitosanitaria pasa por la aplicación regular de productos insecticidas con independencia de su toxicidad o plazo de seguridad. Pero el control químico tiene varias limitaciones en este tipo de cultivos de hoja debido a que las plantas deben llegar al mercado con la densidad de follaje, textura y color apropiados.   La probable aparición de procesos de resistencia química por parte de los insectos plaga obliga al agricultor a cambiar continuamente de materia activa y algunas de ellas puede provocar defoliaciones parciales o manchado de  hojas lo cual conlleva una inaceptable pérdida de su valor comercial.

Desde hace algunos años, los productores holandeses y norteamericanos han empezado, con bastante éxito,  a confiar la sanidad vegetal de sus plantaciones de poinsettias en la suelta de enemigos naturales. La importación de estos modelos de control biológico en España ha dado algunos problemas debido a que la especie de mosca blanca predominante no es la misma.

Pero el panorama ha cambiado drásticamente desde que empezaran nuestras biofábricas a producir el parasitoide autóctono Eretmocerus mundus  para el control de mosca blanca en pimiento y otras hortícolas bajo plástico. De nuevo, es la agricultura intensiva de Murcia y Almería la que, de una manera indirecta, ofrece soluciones fitosanitarias a otros cultivos ornamentales y de flor cortada.  La combinación de esta avispa junto al ácaro depredador Amblyseius swirskii ha resultado ser la herramienta perfecta para controlar tanto los focos de mosca blanca como los de trips.

El control de tetraníquidos (arañas rojas) se realiza con Phytoseiulus persimilis  considerado el mejor depredador para esta plaga en condiciones de humedad relativa alta. Para viveros grandes es posible optimizar este tratamiento mediante sueltas de pupas o larvas depredadoras de  Feltiella acarisuga, un mosquito cuya fase adulta tiene una gran capacidad de vuelo que  le permite la detección temprana de los nuevos focos de  araña roja.

Los pulgones se pueden controlar con sueltas de avispas parasitoides como Aphidius colemani o Aphelinus abdominalis. Para que el control sea efectivo, es preciso establecer las colonias de estos micro himenópteros de manera temprana por lo que es muy recomendable el empleo de banker plants. Para los focos más resistentes, la liberación puntual de larvas de crisopas puede resultar decisiva.

Otra plaga común en cultivos hidropónicos y planta en contenedor donde existen sustrator orgánicos muy humedecidos es la mosca esciárida (mosca de la humedad o mosca del mantillo). El empleo del nematodo entomopatógeno Steinernema feltiaeaplicado en el agua de riego se considera como la mejor opción obteniéndose resultados cercanos al 100 % de la plantación en pocos días.

Control Bío oferta todos estos enemigos naturales al mejor precio. Para determinar el momento y las dosis de suelta, puede consultar con nuestros técnicos de campo llamando al 639713300  para que puedan programarle un calendario personalizado de sueltas para su explotación.

La liberación de fauna auxiliar puede ser compatible con el uso de determinadas materias activas. Es previsible que sea preciso utilizar fungicidas  debido a la propensión que tiene el pascuero a padecer enfermedades tanto de cuello como de hoja.  Está comprobado mediante ensayos de campo que el tratamiento de los esquejes de poinsettia con Trichoderma harcianum(cepas T-11, T-22, T-25) previene y elimina la aparición de enfermedades de origen fúngjco como Pythium, Fusarium, Rhizoctonia, Sclerotinia, etc. En cualquier caso, no olvide consultar las tablas de compatibilidad o enviarnos un mail para que nosotros podamos realizarle la consulta.

Posted on 12/08/2014 by Pedro Nieto Carrasco CONTROL BIOLÓGICO (CULTIVOS)
Compare 0
Prev
Next

Sin podructos

A determinar Envio
0,00 € Total

Pagar